BIENVENIDOS AL BLOG DE LAS AVISPAS DE SANTIAGO DE CUBA

Reutilio Hurtado envuelto en tremenda temporada. Pese a las reiteradas injusticias que se han cometido con este jugador, el muchacho temporada tras temporada pone buenos numeros en los libros y da lo mejor de si para su equipo.

lunes, 12 de octubre de 2009

¿ POR QUE SE LE LLAMA 'DIAMANTE' AL TERRENO DE BEISBOL?

Terreno de béisbol en forma de diamante

¿Por qué diamante?
Jorge Alfonso


Historia


Interesante historia acerca de cómo nació el primer terreno

Hace muchos años, tantos que para ser exacto debo remontarme a mediados del siglo XIX, cuando el redactor Henry T. Chadwick escribió un buen día de 1853, en el diario New York Clipper, la primera crónica sobre el deporte de las bolas y los strikes.

Entonces, en la hoja de anotación aparecieron datos elementales sobre lo sucedido en el choque entre los equipos Knicks y Gotham, ambos representativos de la urbe estadounidense.

En modo alguno, el uso de la palabra diamante resultaba fortuito, pues Chadwick, verdadero estudioso e historiador del pasatiempo, hacía alusión a la forma de aquellos primeros terrenos.

De acuerdo a la versión apuntada, el agrimensor Alexander Joy Cartwright acostumbraba a reunirse con amigos en la localidad neoyorquina de Murray Hill y allí, en el verano de 1845, enseñó un diagrama cuidadosamente diseñado por él.

El papel mostraba las ideas fundamentales relacionadas con el nuevo juego, muy diferentes al conocido rounder, en el cual un llamado servidor enviaba la bola por debajo del brazo al pegador, quien con un madero pretendía llevarla tan lejos como podía.

Después corría hacia una marca determinada para tocarla antes de que el buscador o el propio servidor pudieran alcanzarla y tirársela con la intención de golpearlo y ponerlo out (fuera).

A juicio de Chadwick, Alexander Cartwright cambió por completo ese concepto primario y propuso colocar tres bases planas en puntos bien definidos del terreno, cuya intención era que el buscador pudiera pisarlas. Los jugadores quedaban ubicados junto a cada una de ellas y de manera ordinal las llamó primera, segunda y tercera. También colocó otros tres jugadores detrás del denominado cuadro, uno a la izquierda, otro en el centro y el último a la derecha.

De igual forma recomendó situar un cuarto jugador entre la segunda y tercera almohadillas, pues la mayor parte de las conexiones pasaban por ahí. Este nuevo buscador recibió el nombre de short stop o parador corto.

Para indicar el pase de un equipo de la defensa a la ofensiva estableció la regla llamada tres manos fuera, todos fuera y nació el concepto de inning (entrada).

En el cricket de esa época los atacantes se mantenían hasta que todos fueran puesto outs y de esa forma rescató la lentitud del juego inglés, cuya característica provocaba la pérdida de interés de los practicantes. Sin embargo, a no dudarlo, la mayor evidencia del genio creativo de Alexander Joy Cartwright consistió en la exactitud del trazado del diamante con el límite de 90 pies (29,03 metros) entre la bases, medida que permanece inalterable.

Aunque existieron diferentes opiniones sobre la citada distancia, el paso del tiempo dio la razón al creador, pues un pie menos (28,72 metros) daba apreciable ventaja a los corredores y uno más (29,34) beneficiaba a los fildeadores.

En la distancia fijada las jugadas en la inicial dieron un toque de especial distinción a las tan discutidas decisiones por un paso, en el presente solo reveladas a través de la cámara lenta en las transmisiones televisivas.

Al producirse las modificaciones, la parte más difícil correspondió al catcher (receptor), quien tenía la responsabilidad de recibir los envíos al primer rebote, sin guante ni careta protectora del rostro.

Ellos comenzaron a utilizar la careta (1877) y progresivamente las guantillas (1889), por lo que a partir de esos momentos pudieron moverse detrás del bateador e incluso capturar la pelota antes de rebotar en el piso.

La extensión de los terrenos durante largos años dependió de la distancia dispuesta a la hora de construirlo, pero siempre la configuración definitiva de las líneas trazadas desde, el plato hasta los límites imitan la forma del conocido mineral.

El primer diamante beisbolero, bajo el diseño de Cartwright, resultó el escenario escogido para celebrar el juego llevado a cabo de manera oficial por los clubes Knickerbokers y New York Nine.

Según cuentan algunos historiadores, las dificultades para construirlo en la isla de Manhattan provocaron el traslado hacia Hoboken, New Jersey, donde surgió el Elysian Fields (Campos Elíseos, vaya casualidad).

Dicho desafío fue celebrado el 19 de junio de 1846 y finalizó en cuatro entradas favorable al New York Nine 23 x 1, pues la reglamentación vigente estipulada como ganador al primero de los conjuntos anotador de 21 ices (carreras) en episodios completos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Para publicar su comentario de la manera más simple, por favor, escoja entre las opciones del menú desplegable ¨Nombre/URL¨ o ¨Anónimo¨, escriba su comentario y dé click en ¨Publicar un comentario¨